Elección del Arma para Defensa

Elección del Arma para Defensa
Elección del Arma para Defensa

El análisis de éste problema, no debe empezar por el arma en si, sino por sus condicionantes. Estos son, fundamentalmente:

  • Conocimiento y manejo de armas
  • Uso previsto

 

Conocimiento y Manejo de Armas

 Hay 4 tipos de personas con respecto a las armas para la defensa personal:

 

1) Aquellos que rechazan las mismas terminantemente, por mil razones diferentes y nos ahorran por supuesto nuestra opinión.

 

2) Los que quieren y sienten la necesidad de defenderse, pero no saben nada del tema.

Entonces a usted le preguntamos:

  • ¿Está dispuesto a estudiar y cumplir con el articulo 34, inciso 6 del Código Penal, para ejercer la legitima defensa?
  • ¿Ir a una Escuela de Tiro, cumplir con las reglas de seguridad, y practicar lo suficiente, como para adquirir una correcta eficiencia en el manejo del arma -tiempo y dinero-?
  • ¿Enfrentarse a uno o más delincuentes, quizá drogados, que no tengan el menor reparo en dispararle a quemarropa?
  • ¿Evitar un disparo innecesario e imprudente, que pueda provocar una víctima inocente?

No obstante, si usted insiste, y quiere tener un arma, cumpliendo con todos los requisitos legales, y teniendo amplia responsabilidad de una persona armada, le recomendamos el revólver calibre .38 Special, en 2, 3 o 4 pulgadas, arma ideal para un iniciado, por las siguientes razones:

  • Seguridad de empleo -las fallas de munición, son prácticamente inexistentes y se solucionan aplicando una nueva presión a la cola del disparador-.
  • Difícil accidentarse por mal manejo.
  • Comprobación fácil y segura, para saber si está cargado o no -volteando el tambor-.
  • En caso de emergencia, lo podrá utilizar cualquier miembro de la familia.

Recuerde, usted no es un super policía, que enfrenta a 14 mafiosos, y no va a recargar cinco o seis veces su arma. Si su peligro no fue alejado o vencido, con los tres o cuatro disparos iniciales, no creo que tenga la oportunidad de disparar el quinto.

El arma a utilizar debe ser aquella con la que usted tira mejor en la Escuela de Tiro.

Le recordamos también, que la cartuchera es importantísima, ya sea sobaquera o funda de cintura, con desenfunde cruzado o derecho.

Aquí también la realidad es muy distinta a la ficción. Esas hermosas cartucheras, de cuero fuerte, que les queda tan bien en las películas, en la realidad hacen grandes bultos, no recomendables para portar normalmente, aunque muchas veces se colocan la .45, la .9 o la .357 en la espalda, debajo del cinturón, la tapan con la camisa, y no hay salto mortal, pelea o movimiento que las haga caer.

 Una funda simple, de loneta, tela o polipropileno, o de cuero fino, con gancho para el cinturón y traba para evitar la caída del arma, será suficiente.

 Si usted sigue preocupado porque alguien le habló de la energía y poder de detención del .38 Spl, quédese tranquilo, puesto que con 220 lib/fts y 54 respectivamente, tendrá un excelente colaborador para defender su vida.

Aprovechemos para fijar conceptos:

  • Energía: es la fuerza del impacto en lib/fts o en Kg/m.
  • Poder de Detención o Stopping Power o Tiempo Promedio de Incapacitación (TPI): es la energía aplicada en el momento del impacto, sobre 1cm2 del blanco viviente.
  • Proyectiles: son las puntas que utilizan los cartuchos, recordando que la actual legislación administrativa, no permite el uso de puntas expansivas o pre fragmentadas, las que a pesar de su mayor poder de detención, y baja perforación, por una desactualización legislativa, aún no están permitidos para la defensa personal.

 

3) Los que tienen un conocimiento común o normal sobre el tema.

Les decimos en primer lugar, que lean detenidamente lo anterior, luego como vuestra mayor experiencia los habilita para poder seleccionar las armas de acuerdo a las circunstancias, le preguntamos: ¿Cuál es su uso previsto?

  • Portación casi permanente.
  • En la casa.
  • En el auto.
  • En el campo.

 

Portación Casi Permanente

Le recomendamos básicamente elegir entre:

  • Pistola liviana, calibres .45 de 8 municiones, con una energía de 380 lib/fts y poder de detención 87.
  • Pistola calibre .40, de 10 municiones, con una energía de 395 lib/fts y poder de detención 90.
  • Pistola calibre 9 mm, de 12 municiones, con una energía de 355 lib/fts y poder de detención 57.
  • Pistola calibre .380, de 12 municiones, con una energía de 200 lib/fts y poder de detención considerable.
  • Revólver calibre 38 Special, de 6 municiones, con una energía de 220 lib/fts y poder de detención 60.

Para el primer caso una buena pistola de 780 gramos, de acción simple, con seguro manual y bloqueo de aguja, su portación resulta cómoda, por tamaño y peso, con una cantidad de municiones apreciable, y los poderosos efectos de sus proyectiles de 230 grains, más que suficientes. Por otra parte, sus cargadores de repuesto, son fácilmente transportables, en los porta cargadores,  por ser bien chatos, ya que son del tipo lineal.

Para el segundo caso, la selección estará de acuerdo con lo que usted sienta con el arma en la mano, colocada en la cintura o en la sobaquera, practicando tiro, y logrando esa capacidad de impacto que da la relación hombre-arma.

Vale la pena recordar que la munición troncocónica, de diseño moderno, con un proyectil pesado de baja velocidad, subsónico, es disparado sin molestias de retroceso, con muy buena precisión y con elevado poder de detención.

En el tercer caso, la variedad de éste calibre es muy grande, por lo que seleccionaremos las compactas, por peso y tamaño.

Para el cuarto caso, si bien los efectos de éste calibre son discutibles, no deja de ser un buen arma de defensa personal, con elevado número de proyectiles para disparar, en doble acción, muy accesible de portar.

Finalmente llegamos al quinto caso, el del revólver. No se deje impresionar por las maravillosas pistolas de gran carga de munición. Usted necesita o quiere un arma de defensa inmediata, que le permita resolver un ataque armado o impedir el mismo mientras llegan las fuerzas del orden, pero no para salir detrás del atacante, a los tiros poniendo en riesgo la vida de inocentes, y disparando al delincuente que huye por la espalda, que lo aleja de la legitima defensa.

Los 6 proyectiles del revólver, son muy eficaces, si se los sabe y puede usar adecuadamente.

En su Casa

Recomendamos el grueso calibre de pistola .45 o .40, o el .357 de revólver, no importando su peso o volumen. Su disparo tiene que ser decisivo, con gran energía y poder de detención. Recuerde, que también los malvivientes se impresionan ante el oscuro y gran cañón de una 45.

En el Auto

Aquí lo ideal es la pistola 9 mm, de gran capacidad, 16 o 18 municiones. Unen dos condiciones fundamentales: Primero, si se es perseguido en alguna ruta por otro vehículo, presenta la ventaja de poder disparar 6 o 7 veces al aire, con carácter disuasivo, y retener en el arma unas 10 municiones, por las dudas fracase en el intento. Segundo, la gran penetración y perforación de la munición militar -full metal jacket: totalmente blindada- que las leyes actuales obligan a utilizar.

Existe una munición hoy aceptada como legal y utilizada por la policía, como lo es la munición troncocónica, tal por ejemplo la magtech de 147 grains, que resulta adecuada para el contacto hombre a hombre donde lo necesario es que penetre pero no perfore, como ocurre en el caso del enfrentamiento desde automotores.

En el Campo

El revólver .357 o 44 magnum, son buenos compañeros para defenderse tanto de bestias como de hombres.

Recordemos siempre que todas las armas matan y que valen más el criterio, la oportunidad de uso, la capacidad de reacción, la aptitud frente al peligro, que el enorme poder de detención de cualquiera de ellas, aún cuando se trate de un .357 o de una 10 mm, cuya energía puede llegar hasta los 600 lib/fts.

 

4) Aquellos que saben mucho del tema.

Les agradezco la amabilidad de haber leído el articulo, y les pido disculpas si no coincidimos.

 

Off The Record

Hay otras razones también para elegir el arma a portar, yo soy un enamorado del calibre .40, no obstante en el 80% de los casos uso una pistola, calibre 9 mm, con más de 15 años de trabajo, a la cual el viejo SHACK, maestro armero indiscutido, le aplicó la magia de su técnica e hizo que un simple tirador como yo, se considere infalible, confiriéndome dos buenas razones: sentimiento y confianza.

 

Las armas usadas noblemente, salvan vidas y honor.

Las revanchas y venganzas, no constituyen sentimientos nobles.

 

  • Fuente: Brig. (R) Lorenzo Diego Bravo DehezaDiario Legítima Defensa, edición nro. 6, página 3. Impreso en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en Enero de 1999.